advisor

Mal aliento - ¿Es una enfermedad o un indicador de ella?

por Wildsmile

El mal aliento, o halitosis, es una condición que produce un olor desagradable dentro de la boca y que, cuando la persona habla, este se esparce y es percibido por sus interlocutores. Un error común es creer que la solución es recurrir al enjuague bucal, a caramelos mentolados y a gomas de mascar. Parte de la responsabilidad de que esto suceda la tiene la publicidad que nos cuenta la mitad de la verdad: que el mal aliento puede ser erradicado hasta por doce horas gracias a estos productos.  No obstante, ninguno de ellos ataca la verdadera causa, la cual puede ser más seria de lo que parece y resulta conveniente tratarlo de raíz.

1 - Causas y síntomas del mal aliento

Las causas del mal aliento son diversas y variadas. Algunas son tan simples como una mala higiene bucal, mientras que otras pueden remitirnos a enfermedades de los órganos internos:

·         Mala higiene bucal: no llevar a cabo un cepillado al levantarse y después de cada comida, así como omitir el uso del hilo dental, permite la proliferación de las bacterias en los espacios existentes entre los dientes sobre su superficie y caras laterales. Al reproducirse, las bacterias forman la placa bacteriana y, además de exponerte a enfermedades periodontales, producen ml aliento. A su vez, la lengua también es un terreno fértil para la proliferación de las bacterias. Por ende, hay que cepillarla a diario.

·         Alimentos: algunos alimentos son muy conocidos por generar mal aliento, tal como ocurre con el ajo y con la cebolla. Una característica a tener en cuenta de ellos, es que el olor desagradable proviene de los pulmones, ya que estos reciben la sangre con los componentes del alimento, lo que hace que, al exhalar, el aire ya provenga con el olor. Por esta razón, cepillarse los dientes es una solución que durará tan solo escasos minutos. Por otra parte, ciertos alimentos, tales como la crema doble, muy especialmente cuando se la toma caliente con el café, irritan el hígado y el estómago, lo que produce mal aliento de forma momentánea.

·         Tabaquismo: además del olor característico del tabaco impregnado en la cavidad bucal, las personas fumadoras desarrollan propensión a desarrollar enfermedades en las encías, lo cual también es una fuente de mal aliento.

·         Alcohol: las bebidas alcohólicas, ya sea por la irritación del sistema digestivo que producen o por la propia fermentación de esta, generan halitosis temporal.

·         Sequedad bucal: la saliva es un gran removedor de las bacterias bucales. Por lo general, ocurre durante el sueño, en especial cuando se duerme con la boca abierta y boca arriba. Esta condición explica el mal aliento matinal. No obstante, cuando la persona padece la enfermedad de la boca seca, se trata de una condición crónica, por lo que el mal aliento será permanente.

·         Medicinas: hay dos razones por las que ciertos medicamentos producen mal aliento: porque resecan la boca y porque liberan ciertos químicos en el torrente sanguíneo que producen mal aliento.

·         Infecciones bucales: las caries, las enfermedades en las encías o heridas circunstanciales, tales como llagas o heridas post quirúrgicas, suelen producir esta condición.

·         Enfermedades del aparato digestivo: la gastritis, la úlcera estomacal y ciertos tipos de cáncer generan halitosis.

El único síntoma del mal aliento es el olor desagradable que sale de la boca cuando se habla o cuando exhalamos. Lo curioso del mal aliento es que muchas personas aseguran tenerlo cuando no es así, mientras que otras ignoran padecerlo, pero lo tienen.

2 - Consecuencias del mal aliento

El mal aliento en sí mismo, solo presenta la consecuencia de generar vergüenza y pudor en la persona que lo padece. Sin embargo, las consecuencias más graves son las que pueden producir las causas del mal aliento.

Es decir, la halitosis lleva a que la persona limite sus contactos sociales, así como también las instancias de sociabilización. El problema no es el mal aliento, sino la causa de este, ya que si es provocado por una gastritis y esta no se trata, puede derivar en una úlcera y esta en algo peor.

3 - Tratamiento del mal aliento

Si el mal aliento se debe a la mala higiene bucal o a los alimentos ingeridos, la solución es realizar una higiene profunda a diario (cepillado correcto e hilo dental), acudir al odontólogo para una limpieza de sarro una vez cada seis meses y cepillarse la lengua.

Cuando es debido a los alimentos, solo se puede evitar mediante no consumir dichos alimentos, ya que no hay nada que pueda neutralizar el olor del ajo, por ejemplo.

En cambio, cuando la halitosis se debe a agentes tales como enfermedades o medicamentos, debemos recurrir a nuestro médico para tratar la enfermedad o pedirle un medicamento sustituto, si es que esto último fuera posible.

Otra recomendación muy útil es cambiar la dieta a una más saludable. Por ejemplo, comer vegetales y hortalizas regula el pH del estómago, lo que evita la aparición de mal aliento por irritación estomacal.

Si el problema que lo causa es la boca seca crónica, se recomienda la goma de mascar. Es importante aclarar que no es por enmascarar el olor desagradable que esta medida es útil, sino porque la masticación estimula a las glándulas salivales a producir saliva, lo que evita el mal aliento por sequedad bucal.

¿Tiene alguna pregunta respecto a este artículo?

Contáctenos

* Campos obligatorios

¿Cómo debe realizarse la higiene dental en un bebé?

La higiene bucal es uno de los hábitos que permanecerán con tu hijo toda la vida. Demodo que, al igual que el baño diario y el cepillado del cabello, limpiar sus dientes tienela misma, o aún mucho mayor, importancia.

Salud Oral en el Embarazo

El embarazo desencadena una serie de cambios hormonales que pueden derivar en problemas físicos. En lo referente a la salud bucodental, se recomienda agendar una consulta con el odontólogo al comienzo de esta etapa.

Blanqueo de dientes

El blanqueo de dientes es una técnica odontológica destinada a eliminar las manchas y el color amarillento que los dientes adquieren con el paso del tiempo debido a bebidas como el café. Existe una técnica de blanqueamiento que se realiza en la clínica dental y otra que tiene lugar en casa.